Descubre
Kombucha

 

Preparación - Como preparar su propio té de Kombucha

Se utiliza mas comúnmente la siguiente receta básica:

Prepara una infusión de té en la proporción de unas 2 - 3 cucharadas por litro de agua y se deja reposar unos 20 minutos.

Se añade en caliente unos 80 g. de azúcar blanco por litro (una tacita pequeña de café por litro) y se disuelve bien.

Añadir el hongo de Kombucha cuando el té esté frío, si no puede morir, y añadir también el arrancador (líquido que viene con el primer "hongo") que ayuda a coger la fermentación. Sin arrancador puede echar una cucharada de vinagre, pero entonces la primera bebida tendrá un sabor más ácida.

El "hongo" flotará normalmente. Si se va al fondo, no pasa nada, subirá a la superficie en uno o dos días. Se tapa la vasija de vitrio con un pañuelo o tela de algodón porosa y limpia, y se sujeta con una goma elástica, para que no entre polvo y no se formen mohos. Se deja la jarra con el té Kombucha, en un lugar que no le dé el sol unos 7 días (la primera vez incluso más).
Se recomienda NO dejarlo en la cocina.

Es normal que aparezcan burbujas de gas.

Después de esos días se separa el hongo con una cuchara de plástico (parece ser que el metal no va bien), se deja en un platito, y el líquido (algo turbio, de color miel) se filtra y coloca en botellas de vidrio que se dejan tapadas en la nevera otros 5 días (más o menos)

Del líquido se guarda medio vaso para añadir al nuevo té Kombucha y hacer de iniciador. Parece ser que en la nevera las levaduras siguen actuando y mejora el sabor y las propiedades.

Luego se puede beber. Primero mejor una dosis baja, por ejemplo una tacita antes de comer o entre comidas. Luego dicen que se puede aumentar hasta 3 tacitas antes de las comidas (hay gente que se toma hasta 1 litro)

A medida que se van formando nuevas pieles encima (los hijos o "babys") se pueden retirar y dar a alguien que las quiera. Hay quien se las pasa por la piel pues dicen que es bueno. Cuando el hongo original se vuelve muy oscuro es mejor sustituirlo por un "hijo" más blanquito.

Si aparecen manchas oscuras sospechosas, que pueden ser mohos Aspergillus, es mejor tirarlo, pero no suele pasar según dicen si está tapado con una tela limpia.

Es normal la aparición de filamentos oscuros que se retiran por filtrado al embotellar.

Si uno se va fuera lo puede dejar con agua y un poco de vinagre en la nevera o con un poco de té. Así parece sobrevivir bastante tiempo. También puede dejarse hasta un mes en la misma vasija, con el té, fuera de la nevera. El líquido se volverá muy ácido, de color claro, y el hongo aumentará mucho de grosor. Al volver, el líquido ácido puede usarse como limpiamanchas.

La bebida de té Kombucha parece sidra (no siempre sale igual) tiene un sabor algo ácido y carbonatado, pero no es desagradable en absoluto. Cuantos más días se deja el hongo (o cuanto más grande es), menos dulces la sidra de Kombucha, pues el "hongo" se alimenta del azúcar del té, transformándolo en diversos ácidos y otras sustancias.

Cada persona, según su gusto, puede hacer el cambio de té Kombucha a los 6 - 10 días.

---

Günther W. Frank ha públicado una receta de elaboración en casa semejante, que pueden leer siguientdo este enlace: www.kombu.de/anl-spa.htm